Wilmer Cueva, jefe Zonal Huánuco de Agrorural, mencionó que la actividad podría involucrar el empleo de pinos, quishuar e incluso eucaliptos.

Wilmer Cueva, jefe Zonal Huánuco de Agrorural, propuso el sembrado de árboles como una alternativa para hacer frente al cambio climático en Huamalíes. El funcionario también señaló los efectos predominantes del cambio climático en esa provincia.

Enfatizó que los cambios climáticos están vinculados a la actividad humana, específicamente al aumento de la concentración de gases en la atmósfera, generando un efecto invernadero que afecta el intercambio de gases entre la atmósfera y la Tierra.

Cueva identificó la quema de combustibles y la deforestación como factores clave que contribuyen al cambio climático. Lamentablemente, subrayó que la deforestación representa una amenaza significativa para países como el Perú.

Plantación de árboles como medida ambiental

En la lucha contra el cambio climático en Huamalíes, Cueva subrayó la importancia de impulsar de manera masiva la plantación de árboles, priorizando esta acción por encima de la reducción del uso de agroquímicos. Explicó que la clave para disminuir los gases tóxicos en el ambiente radica en tener más plantas, ya que las hojas capturan el CO2 y lo transforman en oxígeno a través de la fotosíntesis.

En las zonas elevadas, sugirió la utilización de especies nativas como el pino, el quishuar o el quinual, destacando su rápida adaptación. En áreas de altitudes intermedias, planteó la posibilidad de introducir el eucalipto, siempre y cuando no existan actividades agrícolas o ganaderas en esas superficies.

Cueva también mencionó la opción de extender la siembra de árboles a las riberas de los ríos, proponiendo el uso de alisos, sauces y otras variedades vegetales. «Esto nos ayudará gradualmente a mitigar los efectos del cambio climático», enfatizó.

Efectos visibles del cambio climático

Cueva señaló que se están registrando aumentos en la temperatura, las precipitaciones, la humedad y la velocidad del viento, factores cruciales para la agricultura. Sin embargo, destacó que la modificación de estas variables conlleva efectos negativos en la actividad agrícola, como el fortalecimiento del efecto invernadero y otros riesgos.

Alertó sobre el aumento de la temperatura, que crea ambientes más propicios para la proliferación de gérmenes, patógenos y plagas en los cultivos, especialmente en el caso de la papa. Es importante recordar que la papa es el cultivo predominante tanto en Huamalíes como en la región de Huánuco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?